sábado

19. Encendiendo luces…

Acepto que soy una paranoica y acepto que el flaco me gusta. Seguimos saliendo y me invitó a una fiesta que organizaron sus amigos. Me lo avisó ayer y es mañana.
¡Está loco! ¿Qué le pasa? ¿No sabe que conocer a sus amigos (y amigas) es una prueba difícil de pasar? OK, poco tiempo. Reviso mi placard buscando lo menos desactualizado que tengo (hace mil que no me compro ropa para salir). Me depilo con la gillette (no tuve tiempo de pasar por la depiladora). Me hago las planchitas en casa porque no hay presupuesto para pasar por la peluquería y decido que mejor salir sin abrigo porque vestido con campera no pega. Me llama que se le hizo tarde en el laburo, que si me molesta llegar sola. Obvio que no. ¿Que le voy a decir? ¿Qué soy una fóbica social? En fin, cagada de frío me subo al bondi que me deja mas cerca y llego a la casa del amigo. Antes de tocar timbre chequeo en el vidrio de la puerta que el pelo este lo mas prolijo posible, me retoco la boca y enciendo las luces. ¿Qué? ¿No lo sabían? Lo único que me hizo ganar la confianza siendo una mina de poca teta es antes de verme con un tipo es pellizcarme los pezones obsesivamente hasta que queden erectos y asunto solucionado!

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.