jueves

12. Fiesta – Fiesta

Que fantásticas, fantásticas las fiestas… entre cena y cena de fin de año te olvidaste de todo. Hasta que llego el día DE. Y digo de porque es el día de hacer el balance, el inevitable balance. Inicio: Divorcio Hombres: cero Kilos demás: 5 Pendientes: Mi vida. Sigue el ejercicio, mitad de año: Hombres: cero Kilos demás: 3 Pendientes: Mi vida. Fin de año: Hombres: Dos aunque podría decir polvos dos. Porque no fueron más que eso. Kilos demás: 3 pero ya no son demás, son míos. Pendientes: Aceptarme a mi misma, dejar la culpa, volver al gimnasio, cambiar de laburo, etc. Conclusión: podría justificarme y decir que fue un año de cambios, difícil y en donde me encontré a mi misma. Pero a la yo que encontré no me gusto. A la que yo quiero ser no se por donde buscarla y llego al 2010 con mas de treinta y menos de 10 cosas que logre hacer con mi vida. lo que se dice un año de mierda!

2 comentarios:

  1. Algo sé sobre años de mierda, y los balances son una porquería!!! porque uno se pone resultadista inevitable-mente y en sí, son mentirosos y muy relativos. A mí el balance anual me decreta deudora morosa y las opciones son aceptar la moratoria y ponerme al día o declarar la quiebra. Porque supongo, que una vez que nos reencontramos con nosotras mismas solo queda volver a huir despavoridas y perdernos nuevamente.Besos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo13.1.10

    completamente de acuerdo! creo que lo mejor seria armar un grupo de mujeres en huidas despavoridas... por esta cuestion de solidaridad femenina...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.