martes

3. De perros, cacas y otras yerbas...

Si al otro animal con el que convivía tenía que insistirle con que bajara la tapa del inodoro, pedirle por favor que no salpicara y andar con un desodorante de ambientes detrás de el para disimular los olores que emanaba…imagínense que estos días con mi nuevo compañero fueron una reminiscencia a mi ex esposo. Obvio que si no tengo tiempo para mi, menos para sacar a pasear a un perro para que haga sus necesidades. Así que acá estamos los dos, en el pequeño departamento que pude alquilar con lo que me toco de la división de bienes, tratando de que el perro no arruine nada que tenga que pagar. Por ahora, lo único que lo mantiene en casa es que me hace fiestas cuando llego de trabajar y que puedo hablar con alguien sin sentir que me volví completamente sola. Como sea, estamos empezando una relación y hay que hacer algunas concesiones. Así que el sábado por la mañana decidí desayunar en algún barcito leyendo el diario y de paso darle una vuelta por la placita que esta cerca de casa. Decir que salí con los pelos despeinados, una bufanda que tejí cuando hacía terapia de manos para no tomar ribotril, mis babuchas verdes, zapatillas sin cordones y un buzo herencia de algún flaco que se lo olvido en casa en mi época de soltera parece un dato menor. Mis expectativas de encontrar algo interesante en la calle solo se circunscribían a un buen desayuno, pero el destino –que es cruel- me estampó en la cara que hay que estar siempre lista. Al lado de un arbolito y mientras yo tironeaba con el perro se me acercó un flaco, perdón, un perro con un dueño muy interesante. Lo bueno de no tener idea de cómo manejar a un perro es que este guarro se le quiso trepar y yo no hacía mas que gritarle ¨Salí de ahí!¨. Así que tuvo que intervenir el tipo que pelo una voz increíble y con firmeza dijo ¨Basta Uma¨. Guau, juro que me dieron ganas a mí de ser la perra tironeada por ese amo, agarrada del cuello con una correa de cuero que el pueda manejar y lamer todo su cuerpo hasta que me grite basta. Anule rápido mis fantasías por miedo a que se notara mi desesperación. Simpáticamente me preguntó como se llamaba y yo no supe que decir…no le había puesto nombre a mi perro… ¡que mi perro si ni sé si lo quiero. Invente una historia que me conmovió hasta a mi de cómo lo había salvado de la calle y que confiaba en que aparecería su verdadera familia. El tipo, amante de los perros, me invito a dar una vuelta juntos por las veterinarias de la zona a ver si alguien lo conocía. Nada. Para el perro nada, yo estaba en las nubes, de algún modo Internet, mi sobrino y este perro me habían llevado a una relación con un NN masculino. Se acabaron las veterinarias de la zona y pensé que era el momento ideal para invitarlo a tomar unos mates… El caballero increíble que tenía a mi lado me dijo que me agradecía pero que tenía que volver a su casa donde lo esperaba dormida su novia, a la que había salido a sacarle el perro y de paso comprar unas facturas. Flor de cañoncito me comí! Terminé desayunando sola, en casa y con el salame del perro mirándome desde el otro lado del sillón.

8 comentarios:

  1. Anónimo25.4.09

    Tengo perro hace un año y nunca me pude levantar ni al basurero de casa! no busques maspor ese lado.. yo sigo intentando en internet!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo27.4.09

    no tengo perro, tengo gato, pero si pudiera ponerle una correa para sacarlo a pasear de levante lo haria! igual nada mejor que un sobrino bebe .. no se que les pasa a los tipos pero te ven sola con un pibe y por lo menos unos cuantos piropos ligas!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo28.4.09

    los tipos amantes de los perros suelen elegirlos ante todo... aunque sea su novia.. evitalos! acabo de dejar a uno por eso. beso

    ResponderEliminar
  4. hola te deje un regalo en mi blogs

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaj... me haces reir! yo ni loca una mascota... lo bueno de volver a vivir sola, es justamente eso... no "depender" de nadie!
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Noelia13.10.09

    me gusta mucho como escribis, y la forma q tenes de abordar estos temas tan chotos nuestros...
    igual, una cosa: tratame bien a ese perro que el pobre no tiene la culpa de loq te paso!!

    ResponderEliminar
  7. yo tb tengo 30 la diferencia ... me dejo y navegando en la web encontre este blog,q la verdad me esta sacando unas sonrisas cosa dificil estos ultimos dias, muy bueno;)saludos...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo26.8.13

    El problema de perroooooooooooooooooosssssssssssss

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.