martes

11. Me gusta un tipo casado...

Me-gusta-un-tipo-casado… ¿y que?.
¿Soy su esposa? NO.
¿Soy la voz de su conciencia? NO
¿Estoy sola? SI.
¿Esta fuerte? SI.
¿Le gusto? No se, pero me histeriquea.
¿Y como puede ser que sea yo la que histeriquea con culpa?
El tipo con total impunidad me tira tiros delante de todo
el mundo y la que se pone nerviosa soy yo. ¿Soy tarada? No
puedo evitar sentir una cierta solidaridad de género y me
da pena la mina. Pero como me calienta el tipo… pero me da
no se que a pobre flaca que esta en la casa pensando que
el marido esta laburando. Aunque tal vez la mina esta en
el gimnasio levantándose al personal trainer y sería una
lástima que el sea un cornudo y ella no. Y podría aprovechar
esta oportunidad para cumplir tu fantasía de hacerlo en el
trabajo. No voy a permitir que la yegua de la mujer se vaya
con un tipo musculoso y desperdicie a semejante galán de
traje y corbata. Mañana mismo elimino la culpa, me clavo la
mini tiro alto apretadita y aprovecho la cena de fin de año
para acorralarlo en alguna oficina.

3 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.