jueves

2. Querias cumbio? Toma!

Que amplio espectro encontras en Internet! Y no me refiero específicamente a la cantidad de hombres, mujeres y otras cosas que andan dando vueltas por el ciber espacio. Sino a la cantidad de yoes que aparecieron a raíz de mi incursión en este medio. Resulta que vengo a descubrir a esta edad que tengo una capacidad de crear mujeres fascinantes que en las camas en las que estuve cama aparecieron.
El domingo estaba en casa, aburrida, cansada y en joggins (porque otra cosa no me entraba después del asado que me clave en lo de mis viejos) y de repente me convertí en una bomba sexual metida en una increíble lencería erótica y haciéndome la peli porno por Internet!. Ni hablar de las fantasías que los tipos se hacen con las pacatas, las casadas, las madres y hasta las abuelas!..
Todo este abanico de nuevas yo me llevo directo al sillón de mi psicóloga a preguntarme ¿Quién soy? La misma pregunta que me llevo a hacer el bolso y dejar a mi marido me atormenta ahora por culpa de Internet. Por supuesto que lo primero que me sale es pensar en realizarme a nivel profesional, ganar mas dinero haciendo lo mío y ser reconocida por mis capacidades intelectuales. Dejar de atormentarme con la idea del paso del tiempo que arrasa con mi cuerpo y mi cara con la brutalidad de un huracán. Conseguir un hombre que me entienda y me acompañe, pero que no me asfixie y mantener intacta la pasión y la locura de la primera noche. Por supuesto que salí con la misma cantidad de preguntas y sin una sola respuesta en la mano, directo a la casa de mi hermana mayor buscando consuelo escuchando los problemas de una madre.
Contando mis peripecias en Internet aparece mi sobrino, o sobrina porque entre el peinado y los chupines no podría asegurar que es, con un perrito en brazos. Antes de que a mi hermana le de un ataque le explica que cumbio subió una foto al ¿fotoloc? con toda una campaña pro ayuda de los animalitos desamparados. Desamparado lo estaban por dejar a él, cuando a mi hermana se le ocurre que me lleve yo a la mascota. Porque si mi sobrino tiene un gas en el cerebro es culpa de ella que tiene una infección gaseosa hace años, y resulta que ella es parte de un portal de psicólogos que promueven el tema de las mascotas terapéuticas. Y ahí saco el manual básico del convencimiento diciéndome que hay estudios que confirman que convivir con animales no solo proporciona compañía, sino que además da seguridad y satisface la necesidad de tener que cuidar a alguien. ¿yo no me separe por esas razones??? Ni tiempo tuve de contestarme o preguntarle… o hacer algo que de repente me encontré en la puerta de mi casa con un perro en la mano al que no conocía y que lo único que buscaba era un lugar para dormir.
Bueno, digamos que es mi primer relación desde que me separe… no se quien soy ni que quiero pero ya puedo olvidarme por un tiempo de hacerme esas preguntas mientras trato de entender a este nuevo concubino.

2 comentarios:

  1. Anónimo22.4.09

    epaaaaaaaaaa!!! que es eso de cargar con un perrito que ni elegiste tener? y la determinacion? y la terapia? si yo fuera vos, revisaria esos temitas eh!
    mmm...
    cuando reacciones, saldras volando a pedir una sesion extra, te lo firmo!!!

    ResponderEliminar
  2. noooooooooooooooooooooooooooo... ni loca!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.